Valencia, Tierra De Flores, Luz Y Amor

Valenciaaa, es la tierra de las flores, de la luz y del amor... tarararará, tará, tará, tarararará, tará, tará...

Valencia es la ciudad de la canción, una ciudad muy moderna y bien planteada, y en la que se nota por supuesto la lluvia de millones que se ha invertido en la última década para convertirla en una especie de tercera capital española, cosa que es difícil de mantener con el tiempo, y cosa que también empieza a notarse.

Valencia, ciudad que se divierte como nadie con sus Fallas, ciudad de ambiente espectacular, olor a pólvora, sabor a paella, horchatas y fartons, sonido a petardo y colorido sin igual. Época perfecta para visitarla, justo con las primeras mascletás y calores de la primavera.

Valencia, Ciudad de las Artes y las Ciencias, con su espectacular Oceanográfic, el mayor de Europa. Ciudad de espectaculares museos, de Torres defensivas imponentes y de los jardines del Turia que por aquí pasó un día y ahora dejó su cauce para regocijo y esparcimiento de todos, extranjeros, nacionales y valencianos, siempre junto a ese gran gigante Gulliver.


     Oceanográfic

 
      Gulliver 


     Torres de Quart 

Valencia está llena de gente como todas las capitales, llena de gente mayor y gente joven, con ambiente para todas las edades, pero siempre de tipo festivo. Aquí se respira idioma valenciano-catalán por todos los costados, y como pasó hace tiempo en Cataluña, comienza a haber niños con alguna dificultad con el castellano, ojo, para nada son independentistas aquí, aunque la sobreprotección y la discriminación positiva de una lengua pueden acabar creándolos, incluso aquí, que hacen gala de su españolidad a cada momento.

Valencia de Yauma primero el conquistador que la conquistó, el Jaime I que estudiamos en el resto de España menos en Galicia, Cataluña, País Vasco y quién sabe qué veintipico provincias más en las que se enseña de otra forma. Valencia que siempre fue grande, que la leyenda del Cid conquistó, ciudad de grandiosos edificios del siglo XIX y primeros del XX, como su Ayuntamiento.



Valencia, ciudad de grandes clubes deportivos, el Valencia Tierra i Mar, el Valencia CF, el Valencia Basket. Ciudad de deporte encumbrada por el ya olvidado Gran Premio de Valencia de Fórmula 1, o la última Copa América de Vela, que tantos millones escamotearon de las arcas municipales, siempre gobernadas por esa pléyade de corruptos que es el partido de las dos letras iguales, partido muy popular entre los valencianos, que lo han votado a pies juntillas siempre, hasta que ya no aguantaron más que se rieran de ellos.

Valencia, ciudad del Miguelete, del Marqués de dos Aguas, de su Lonja de la Seda, con su Nuevo Mestalla incipiente, con el viejo aún vibrante. Valencia con su impresionante Parque de las Ciencias, Valencia siempre calurosa con su playa de la Malvarrosa, Valencia con su Corpus siempre su fiesta más grande.

     Miguelete


     Palacio del Marqués de Dos Aguas

 
      Ciudad Artes y las Ciencias 

Hace años que tenía pensado ir a Valencia, y no fue hasta este, y probablemente no vuelva, o quizá sí, pero sin duda digo que no me arrepiento de haber ido a Valencia, como siempre contigo...